viernes, 29 de mayo de 2009

Nació Iara y soy más feliz que nunca, por Mario O


El martes 19 de Mayo la guardia me llamó a la mañana. Yo no sabía para qué. Bajé y la psicóloga me contó que nació mi hija. Yo me re emocioné. No podía ni hablar. Tenía ganas de largarme a llorar. Me dijeron que a la tarde me iban a llevar a conocerla. Subí y se lo conté a mi primo. Todos los pibes me felicitaron y me dieron muchos abrazos. Después me dejaron llamar a mi casa y mi mamá me dio más detalles.

Comí y agarré los escarpines y la ropita que le había preparado. Entré a la camioneta esposado. A la media hora llegamos al hospital Posadas. Bajé con un empleado y me llevó al sexto piso, ahí estaba la sala donde estaba mi nena y por fin me sacaron las esposas. Toda la gente me miraba. Yo estaba re impaciente, quería conocer a mi hija.

Entré a la sala y mi señora tenía en los brazos a mi hija. Lo primero que hice fue tenerla en brazos. Estuve una hora con mi hija y volví al instituto.

Desde el día que nació ella estoy más contento que nunca. Me río, tengo ganas de portarme mejor y me cambió la vida. A partir de ahora soy más feliz. Ojalá venga con un pan bajo el brazo: mi libertad.

5 comentarios:

  1. Me emociono, lo que escribiste. Tener 1 hijo es lo mas importante, respeta a tu niña y ademas de la libertad, que venga con ganas de superarte y no volver a hacer macanas... ABRAZOS y que la vida te sonria

    ResponderEliminar
  2. Mario! Que lindo lo que contas!! FELICITACIONES!!! No sabía nada, cuando te vea personalmente te vuelvo a felicitar. Espero que Iara no solo venga con tu libertad bajo el brazo sino que también te traiga las fuerzas que se necesitan para encarar un nuevo proyecto de vida rodeado de tus seres queridos. Te mando un abrazo gigaaante.

    Vero de audiovisual

    ResponderEliminar
  3. Felicitaciones! Nos emociono leer sobre tu hija y tu mujer, esparamos que la llegada de la beba no solo venga con tu libertad bajo el brazo sino tambien llena de fuerza y claridad para tu nueva familia.
    TrafO
    www.trafo-trafo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Mario:
    Los hijos te cambian la vida. A partir de que nacen ya vivís para otro. Cuidala, respetala, cuidate y respetate. Es el mejor regalo que le podés hacer y que te podés hacer. Fuerza y ánimo. Que la felicidad y la dicha que sentís no te abandone.
    Enrique

    ResponderEliminar